Zome

El zome es similar a un domo. La diferencia entre las dos estructuras es que el zome tiene un techo inclinado y está construido y calculado a base de rombos en vez de los triángulos del domo. Estos elementos rectangulares  se organizan en coronas. Siendo los rombos de cada corona idénticos entre sí. Según el número de elementos que hay en cada corona, obtenemos el “orden” del zome. Esto es similar a las frecuencias de los domos así que mas alto el numero de coronas más grande la cantidad de rombos y así mas superficie para el zome.

Estética

El zome ofrece una gran estética por su forma basado en una doble espiral. La belleza de un zome también viene de su cúpula que tiene el aspecto de una flor o un mándala. Otro aspecto estética es su interior que es abierto y da un espacio donde se respira.

Ventajas

Su forma  hace que el zome como el domo es una construcción muy resistente a los sismos y también adaptado a los vientos. En un zome  ningún ángulo bloquea la circulación interna del aire, eso hace que es fácil y eficiente a calentar. Usando materiales adecuados se puede fácilmente construir una vivienda bioclimática con una alta eficiencia energética.

Construcción

La construcción de un zome es rápida y no necesita herramientas especiales o costosas. Podemos unir varios zomes entre ellos para generar un espacio de vivienda mas grande o para añadir un baño o una habitación adicional.

Uso

Un zome puede ser todo lo que usted puede imaginar desde una vivienda hasta un invernadero un taller o un lugar para guardar las herramientas. Su forma y belleza lo hacen especialmente adaptados como lugares de creación (diseño, actividades artísticas, desarrollo personal, terapias)